domingo, 26 de febrero de 2017

EL CHALTÉN 2017 "NO MORE WINDOWS"


Treking a la Laguna de los Tres
Esta entrada va a ser bastante breve, tan breve como han sido en esta temporada los periodos de buen tiempo en El Chaltén...
Este año parecía que iba a ser el bueno, o eso me creía yo...habíamos hecho bien los deberes, yo en mi caso me había matado a correr y entrenar las patas para tenerlas bien apunto para las tediosas aproximaciones, me había puesto un poco mas las pilas con la nieve y el hielo, también formábamos un buen equipo con muchos pájaros en la cabeza...pero una vez mas, la meteo tuvo la última palabra.

Laguna Torre
Del mas de un mes que ha durado este viaje solamente hemos tenido la suerte de que se juntaran dos días de buen tiempo seguidos una sola vez...y como el mal tiempo si que había durado bastante, las opciones eran mas bien pocas, pues la roca no estaba nada seca y las temperaturas no eran lo suficientemente bajas como para escalar en hielo.
El Windguru nos agració con un día y medio de sol y cero viento, puede que por nuestra extrema fidelidad de consultarlo doce horas al día durante un mes...y para el valle del Torre que salimos disparados en medio de la lluvia, no queríamos desaprovechar el buen tiempo en la aproximación.
Aproximamos desde El Chaltén hasta el campamento de Noruegos con la intención de escalar la vía Exocet a la Aguja Standhart al día siguiente. Pusimos el despertador a las doce de la noche, nos comimos un triste leofilizado y nos metimos al sobre...el despertador sonó, pero tal y como habían anunciado, las precipitaciones no se cortarían hasta bien entrada la madrugada, así que media vuelta para el otro lado y a seguir planchando la oreja. Amaneció, y ahora si que lo que llevábamos esperando mucho tiempo lo teníamos delante de nosotros, eso sí, un poco más blanco de lo que nos gustaría...para la Exocet ya no eran horas ni mucho menos, pero la Aguja de la Media Luna se encontraba bastante seca y delante de nosotros, por fin estábamos en el lugar correcto a la hora correcta, así que nos decantamos por la vía "Rubio y Azul", una vía muy guapa de fisuras, sobre todo en su segunda mitad.

Primer largo de la Rubio y Azul,
un quinto bien entretenido

Paco disfrutando de los perfectos empotres
con el Mocho detrás

Aguja de la Media Luna con el
cordón del Torre detrás

Eso es lo que buscábamos,
manga corta y gafas

El crux, duro y algo mojado

Último tiro

La recompensa

Por fin, foto de cumbre
El ansiómetro estaba por las nubes y a la mini ventana de buen tiempo todavía la quedaban unas horas para marcharse...llegamos al vivac después de escalar en la Media Luna sobre las siete de la tarde, hicimos una comida/merienda/cena, cambiamos friends por piolos y nos metimos en el saco para a las doce de la noche estar "desayunando" y salir para la Standhart. Había que darse prisa si no queríamos que nos pillase el marrón que entraba ese día a la tarde, pero no nos la dimos lo suficiente, así que pillamos, jeje

Paco amaneciendo en Exocet

Primer largo de la chimenea helada

Segundo largo

El Titán de Silver

Último largo de Exocet

Rapelando en el caos

Si te vas de Patagonia sin pillar,
es que no has estado allí...

La vía muy buena y bastante mantenida, agradecer al titán de Silver que nos subiese a Paco y a mi por semejante bacalao, hacía falta un especialista en la materia para tratar con ese hielo duro y liso, y nosotros lo llevábamos, así que teníamos que aprovecharlo, jeje...gracias Silver.
Aún saldría un día suelto de buen tiempo para hacer una bonita y muy recomendable ascensión al Cerro Solo, esta vez con Arturo y Adriu.

Ascensión al Cerro Solo

Vistas espectaculares con el
hielo continental al fondo

El broche final al viaje
Pues para poco mas dio este viaje, un poco pobre en cuanto actividades, pero bastante rico en lo que a experiencias acumuladas se refiere...donde lo mejor una vez mas fue la compañía.
En fin, habrá que volver para ver si a la próxima vez al menos podemos acercarnos a ver a esos pájaros que nos revolotean por la cabeza...Adeu!!